Emprendimientos

UBICACIÓN

Prensa

Gabriela Goldszer: "Las propiedades más demandadas vuelven a ser las que el mercado considera refugio de valor"

04 FEB 2019


La broker inmobiliaria afirma que, pese a la incertidumbre económica, los proyectos y unidades premium tienden a conservar su valor en el tiempo

 

 

El pulso político en un año electoral será determinante a la hora de definir el futuro del sector inmobiliario. "El 2019 estará inevitablemente muy condicionado por todo lo ocurrido durante el 2018, un año que puede dividirse en dos grandes períodos muy diferentes: por un lado empezó con el impulso positivo que generó el crédito y en el segundo semestre del año , a partir del impacto de la macro en la economía de nuestro país , el sector se vio también afectado por la suba de tasas, la inestabilidad del dólar y nuevamente por la ausencia de crédito, lo cual produjo una realentización en la toma de decisiones o postergación total de las mismas", relata Gabriela Goldszer, directora de Ocampo Propiedades en la charla que mantuvo con la nación. Pese al pronóstico, la especialista es positiva a futuro: "esperamos un 2019 con una mejora para el mercado inmobiliario derivada de tasas de interés algo más bajas y un dólar un poco más estable", agrega. Respecto al crédito, adelanta que seguirá siendo una cuenta pendiente. -¿Cómo cree que impactará la vigencia del nuevo Código? -Si bien el nuevo Código es muy reciente y todavía se encuentra bajo análisis del segmento desarrollador, algunas novedades probablemente impacten en el impulso a proyectos barriales mas pequeños, como por ejemplo las alturas máximas que desalentarán la conflictividad vecinal con los grandes emprendimientos o las microunidades que permitirán abarcar a segmentos del mercado hasta hoy excluidos del mismo. -¿Qué pasará con los precios? -En todos los mercados el precio surge de la interacción de la oferta y la demanda. En el caso de la oferta, en los proyectos nuevos, si los costos de construcción aumentan, estos incrementos se trasladarán a los precios por el impacto que tendrá la inflación y el valor del dólar, y en el caso de las unidades usadas, ajustará según las necesidades de venta de cada propietario. Lo cual a su vez estará muy condicionada por su nivel de endeudamiento, sus alternativas de inversión y su proyecto de venta de su vivienda para la compra de una nueva. Desde el lado de la demanda, la ausencia de crédito lamentablemente postergará nuevamente la toma de decisiones de compra, excepto en algunos segmentos muy exclusivos de alto poder adquisitivo. -¿Cuál cree que serán las propiedades más demandadas? -Las unidades más demandadas vuelven a ser las que las que el mercado considera refugio de valor. Son proyectos y unidades premium que han demostrado, a través del tiempo, que tienden a conservan su valor. Asimismo, la tierra - cada vez más escasa en la ciudad de Buenos Aires-, y muy especialmente, algunos nuevos proyectos que por su forma de pago o por la revalorización, van a sostener el atractivo de los inversores a pesar de la fuerte incertidumbre económica y política. -¿Le preocupa el aumento de las tasas de los créditos y cómo cree que impactará en el mercado? -El incremento de las tasas de interés es siempre un factor preocupante en cualquier proyecto de inversión, y muy especialmente en el mercado de individuos porque restringe a muchas familias de la posibilidad de tener el techo propio porque están imposibilitadas de pagar las cuotas. También las altas tasas excluye a los potenciales tomadores de crédito de los ranking crediticios de los bancos y, por otra parte, generan una sensación de riesgo y de inestabilidad económica y financiera que aleja a los segmentos actitudinalmente más conservadores, aun cuando dispongan de los recursos necesarios. -¿Cree que la demanda seguirá siendo de inversores? -En la medida que el crédito no se restablezca, la principal fuente de demanda será de quienes busquen dolarizar su portafolio y resguardar el valor de sus ahorros. Obviamente, en los segmentos ya "dolarizados" o los segmentos de mayor poder adquisitivo también surgen compradores finales que aprovechan oportunidades o ven que ha llegado el momento de cumplir con su "aspiracional" de vivienda. Con texto tomado de La Nación