Emprendimientos

UBICACIÓN

Prensa

“Nac” pero nada “pop”, el perfil de los inversores inmobiliarios en un mercado sin crédito

01 FEB 2019


Cada vez más, el foco de los desarrolladores está puesto en emprendimientos para los sectores de altos ingresos, que no precisan financiamiento bancario.

 

 

Nuevo enfoque En un año marcado por las elecciones y un acomodamiento de variables de la economía, los empresarios del sector apuntan a reactivar la industria, lanzar nuevos proyectos y expandirse a nuevas zonas. Pero el cambio más importante es que ya casi no miran a la clase media. Ahora, los proyectos están orientados casi exclusivamente al segmento premium. Es que el panorama se modificó sustancialmente para los inversores. Los potenciales compradores de clase media y media-alta volvieron a desaparecer. Y el abanico de posibilidades se vuelve a abrir hacia aquellos sectores que no se mueven, justamente, al ritmo del financiamiento bancario. Gabriela Goldszer, directora de Ocampo Propiedades, entiende que la virtual desaparición de los créditos hipotecarios UVA es un factor preponderante y que afectó a los empresarios que tenían planteado el desarrollo de emprendimientos destinados a la clase media. “Hay un freno entre los inversores que planeaban proyectos para comercializar a partir del crédito masivo”, recalca Goldszer. La casi extinción de los préstamos indexados, sin dudas, representa un duro golpe para quienes apuntaban a hacer negocios con un sector de la sociedad que durante mucho tiempo permaneció postergado. Por esto, los especialistas explican que en muchos casos hoy los compradores hacen contraofertas muy agresivas, que por lo general no son aceptadas por los vendedores. Bien "nac" y poco "pop" Desarrolladores y agentes inmobiliarios vislumbran que en los próximos meses será complejo que el panorama mejore. No sólo debido a la difícil situación económica, sino también porque se trata de un año de elecciones. Y esto siempre genera que los inversores del exterior se mantengan cautos. Gabriela Goldszer, directora de Ocampo Propiedades, también hace referencia al poco interés que llega desde otros países: "El real estate es un negocio a largo plazo y la alta incertidumbre se convierte en un importante obstáculo para los extranjeros. Por el contrario, se mantiene un razonable nivel de proyectos basados en inversores nacionales que operan en el sector desde hace varios años y que tienen experiencia con los altibajos de la economía argentina", sostiene. Pero todo esto, claro, siempre estará enfocado en los segmentos premium del real estate, dejando de lado a aquellos que precisan de financiamiento bancario para acceder a una vivienda. La tendencia en cuanto a los inversores, entonces, será la misma durante el año: mucho inversor nacional y poco proyecto popular. Con texto tomado de IProfesional